Grandes esgrimistas del Japón Tradicional: Miyamoto Mushashi

mushashi

La espada. El arma del caballero, el arma más noble de la edad media. En una época donde el destino se rige por la espada, quien la empuña con más acierto es quien impone su ley.

Y en Japón, una de las mayores leyendas de la espada es Miyamoto Mushashi. No se puede hablar de grandes guerreros de la historia de Japón, sin nombrarlo.  Autor del reconocido tratado sobre artes marciales titulado El libro de los cinco anillos (Go-rin no sho), cuya filosofía contenida sigue hoy en día vigente en la cultura japonesa. Creó la koryu Niten Ichi-ryū (二天一流). En su vida como ronin (guerrero sin señor, equivalente a la figura del caballero errante europeo), participó en más de 60 duelos a muerte, saliendo victorioso en todos ellos.

Hay una leyenda que dice que el mítico Miyamoto Mushashi (sus aventuras ya son en sí mismas una leyenda) aprendió Verdadera Destreza (la escuela de esgrima española) de los españoles tras ver un duelo europeo en el área de Nagasaki. Los españoles la llevaron a Nagasaki vía Filipinas (alli se llama Ekrima y todavía existen variantes).. En esa época, los duelos europeos empleaban una espada larga y una corta, como Musashi hacía. Cuando Mushashi se presentaba a los duelos con otros samuráis, éstos adoptaban la guardia tradicional: katana a dos manos levantada por encima de la cabeza. Sin embargo Mushashi utilizaba dos bokken o bokuto (espada de madera)o katana y wakizashi, una en cada mano.

Lo cierto es que prácticamente todas sus técnicas recuerdan a la Verdadera Destreza. Aparte de la versión japonesa de la espada y la vizcaína, también colocaba sus armas frente a él en lugar de encima de la cabeza, primaba los movimientos defensivos, lanzaba ataques laterales para abrir las guardias, etc.